Cómo calcular la huella de carbono de tu negocio

Cómo calcular la huella de carbono de tu negocio

Calcular y disminuir la huella de carbonode tu empresa, además de ser un compromiso ambiental, se ha convertido en una ventaja frente a la competencia. Esta práctica diferencia tu negocio y resulta atractiva para clientes comprometidos con el medio ambiente.

El ahorro económico es otro de los factores que te invitan a controlar la huella de carbono de negocio, ya que la identificación y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero te ayudará a reducir la energía que consumes.

Te animamos a que tu negocio además forme parte de registros voluntarios nacionales o regionales, como el de la Oficina Española de Cambio Climático, para lo que tendrás que calcular la huella de carbón de tu negocio.

Adicionalmente la reducción de la huella de carbono de las empresas ha pasado de ser voluntaria a obligatoria tras la Disposición Final Duodécima de la Ley 7/2021, del 20 de mayo, de Cambio Climático y Transición Energética, aunque depende del sector al que pertenezca.

Se ha establecido el plazo de un año para fijar la tipología de empresas que deberán calcular y publicar su huella de carbono. Las empresas que finalmente resulten obligadas, deberán, además, elaborar y publicar un plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero con un objetivo cuantificado de reducción para un plazo de cinco años, junto con las medidas para su consecución.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono son las emisiones de gases de efecto invernadero que generan las empresas y se mide en unidades de CO2. Se consideran, tanto las emisiones producidas de forma directa, como indirecta. Por ejemplo, el consumo de combustibles fósiles o el transporte de residuos.

El sector empresarial es el más señalado por el “efecto invernadero”, es por eso que tenemos claro cuál es el objetivo y las necesidades de los negocios con los que trabajamos proporcionando soluciones para cumplir con la normativa. Un ejemplo de ello son nuestros envases biodegradables.

¿Cómo calcular la huella de carbono que genera tu negocio?

Lo primero que debes hacer para calcular la huella de carbono de tu empresa es elegir el año que quieres calcular. Después recopilar los datos de consumo, multiplicar el Dato de Actividad, que define el nivel de la actividad generadora de las emisiones de gases de efecto invernadero, por el Factor Emisión, que es la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos por cada dato de actividad, y con el resultado, generar un plan de reducción de emisiones.

¿Qué hacer para disminuir la huella de carbono de tu negocio?

Para cumplir con esta exigencia de sostenibilidad, los envases de comida para llevar y envases desechables deben fabricarse con materiales reciclables, lo que se facilita si están hechos de un solo material y con tinta libre de carbono. Si además son reutilizables, menor impacto.

¿Qué alternativas de envases hay?

  • El papel es un importante sustituto del plástico por su ciclo de vida mucho más corto, y siempre que la gestión forestal en origen sea responsable. Además, los residuos de papel se pueden incinerar con recuperación de energía. 
  • La caña de azúcar es otro de los materiales estrella, procede del residuo vegetal fibroso resultante de la extracción del jugo de la caña de azúcar. Y es 100% compostable gracias a su origen vegetal.
  • También encontramos los plásticos PP, especialmente aptos para usar en microondas al ser resistentes al calor. Son idóneos para la fabricación de envases de mantequilla y yogures, así como para pajitas y tapas de botellas. Y lo más importante, permite ser reciclado para fabricar otros productos.
  • Otra opción son los plásticos OPS, que permiten el cierre hermético, soportan altas y bajas temperaturas, son muy resistentes, y son fácilmente reciclables.
  • Los plásticos PET son de los más reutilizables y sus fibras se reciclan para rellenar almohadas o confeccionar alfombras.
  • El aluminio es un clásico de los materiales reciclables, cada vez se utiliza más para fabricar bandejas, tarrinas, tapones o films para envasar alimentos. Para reciclarlo, basta con fundirlo y volver a darle forma, un procedimiento más barato y que requiere menos energía que el proceso original.
  • La madera es otro de los materiales más sostenibles, por ejemplo en los cubiertos desechables, que se degradan en muy poco tiempo. Suele tratarse de maderas de abedul, fibra de bambú o abeto, siempre de explotaciones forestales sostenibles.

 

La lucha contra el cambio climático y la huella de carbono ha dejado de ser una opción para convertirse en un objetivo a nivel mundial. Naciones Unidas pone todos sus esfuerzos en marcar las directrices para frenar el deterioro medioambiental con medidas como el Acuerdo de París o los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2035.

Las empresas tenemos un papel protagonista en este proceso, tanto para marcar la senda del consumo responsable, como para aprovechar esta oportunidad de mercado. Ser un negocio bajo en emisiones de carbono es positivo ante inversores y clientes. Reduce la huella de carbono de negocio, es fundamental.

En Envases del Mediterráneo puedes encontrar con una amplia oferta de envases biodegradables que son respetuosos con el medio ambiente y que forman parte de la solución que necesitas para seguir desarrollando un buen servicio de catering o de take away que vaya acorde a tu filosofía de negocio y a la imagen de calidad que esperas transmitir. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Noticias anteriores